• Patricia Vigil

Puntos esenciales en la práctica de Tai Chi


El Tai Chi (Tai Ji) es un arte hermoso y sofisticado con diferentes estilos y formas. Aunque son muchas las variantes en sus diferentes estilos, cada uno tiene un profundo poder para mejorar la salud y regular la energía interna del cuerpo, además su práctica regular tiene efectos que mejoran la atención y consciencia alerta en la mente.

Me gustaría compartir algunos principios esenciales para hacer que tu practica de Tai Chi nos solo sea un ejercicio relajante y saludable, sino también una experiencia de bienestar en todo tu Ser.

Si ya eres practicante es muy útil tomar en cuenta estos consejos, y si estás pensando iniciar en la práctica de algún arte marcial interno es muy bueno saber cómo practicar justo desde el principio.

Siempre es bueno tener el apoyo de un instructor con experiencia pero si lo haces por ti mismo es bueno checarse en un espejo o grabar un video para ir tomando conciencia de tu cuerpo.

1. LENTITUD. Muévete con lentitud y sin detenerte. Los movimientos deben ser continuos como el agua que fluye en un río. Mantén la velocidad a lo largo de toda tu forma y no hagas cambios abruptos o te detengas.

2. INTENCIÓN. Se consciente que el Tai Ji es un arte marcial, y por lo tanto tiene una intención muy clara ya sea de defesa o de ataque, esto cultivará tu energía interna (Qi). Cada movimiento que haces es contra una suave resistencia-como moverse bajo el agua.

3. VACIAR y LLENAR. Se consciente de la transferencia del peso en tus piernas. Esto es importante para mejorar la movilidad, la coordinación y la estabilidad. Ten en cuenta que cuando vas a transferir tu peso lo harás con consciencia de una pierna a otra. Cuando te mueves hacia adelante, por ejemplo, pones el peso sobre una pierna mientras que mantienes una postura erguida y luego das el paso y te apoyaras suavemente primero en el talón y poco a poco colocaras la planta del pie en el suelo para luego trasladar el peso a ese pie, lenta y conscientemente la transferencia se da como si llenaras y vaciaras dos vasos con agua.

4. COLUMNA ERGUIDA. Mantener la alineación vertical de tu espalda sin tensión es importante. Esto puede ser más difícil de lo que esperas, especialmente cuando flexionamos las rodillas. Muy a menudo cuando las personas doblan sus rodillas distorsionan la alineación del cuerpo. Esto lo iras corrigiendo a medida que tus piernas y espalda se fortalecen.

En mis clases muchas personas no mantienen una alineación de su cuerpo porque no son conscientes de ello. Es por eso que digo que no es tan fácil. Sin embargo, una vez que la postura mejora la práctica del Tai-Chi se desarrollara grandemente porque Chi (Qi) fluye mejor cuando el cuerpo está alineado. Al encorvarnos hacia adelante se obstaculizan el flujo de Qi y puedes perder el equilibrio, y si te inclinas hacia atrás le crea tensión adicional a la columna vertebral. Es por eso que me gusta poner mucho énfasis en que la postura correcta nos da estabilidad y equilibrio en el movimiento.

5. RELAJACIÓN. Debemos conscientemente relajar nuestras articulaciones que no es lo mismo que aflojar el cuerpo, la relajación viene desde el interior del cuerpo donde soltamos la tensión pero no perdemos la firmeza en nuestros músculos. Por ejemplo el relajar muñecas, codos y hombros no significa que soltemos nuestros brazos, el relajar la columna implica estirarla y soltar vertebra por vertebra como una cadena perfectamente alineada, suave y firme.

6. RESPIRACIÓN. Un factor importante en la práctica es la respiración, esta debe Ser profunda y fluida, la respiración nos ayuda a darle ritmo a los movimientos, nos ayuda a expandir nuestro pecho y nos conecta las sensaciones del cuerpo.

7.- LA MENTE. La mente es la parte más sutil de la práctica, y para los practicantes iniciales es más difícil de integrar, la mente debe estar totalmente CONCENTRADA en los movimientos sin perder el entorno y otra cualidad de la mente que se desarrolla es la ATENCION PLENA (mindfulness) cuando tenemos esta atención plena somos capaces de ser conscientes de las experiencias que surgen dentro de nosotros mismos mientras estamos haciendo la práctica. Hay una conexión y un reconocimiento de nosotros mismos. Es decir él que practica se da cuenta de quien práctica.

Entonces la práctica de Tai Chi no solo es un ejercicio que realizamos, sino que mientras los realizamos vamos acondicionando nuestro cuerpo y mejorado nuestra salud, pero sobre todo y más importante nos lleva a familiarizarnos con estados físicos y mentales de mayor alerta y bienestar.

#Ejercicio #TaiChi #Salud

0 vistas

© 2023 by Powerhouse Fitness. Proudly created with Wix.com